Champús en seco: la guía definitiva




Creo que el champú en seco está dentro de esa categoría de productos que, o se convierten en imprescindibles en tu rutina diaria, o les odias y no les quieres volver a ver jamás después de haberlos probado por primera vez. Yo pertenezco al primer grupo porque he encontrado en ellos mucho más que la solución para ese segundo día en el que no lavo el pelo. Hoy os cuento cómo los uso, qué no se debe hacer, cuáles me gustan y cuáles no.


Empecemos desde el principio: mi pelo es muy fino, tengo poco y cada producto que promete volumen cae en la cesta de la compra de forma ineviable. Aunque aguanta que lo lave un día sí y un día no, ese segundo día (sobre todo en la tarde), ya luce con algo menos de dignidad... empiezo a notar algo de grasa en el cuero cabelludo y el volumen se va como agua entre los dedos.

Desde que los descubrí, los champús en seco se han convertido en un imprescindible: los uso ese día en el que no lavo el pelo e indistintamente para dar textura al pelo, por ejemplo cuando quiero hacer una coleta o un recogido y necesito un poco más de peso y de volumen.

Obviamente no es un producto que aconseje usar varios días seguidos: la regla es que debe funcionar como un producto 'salvavidas', pero después de llevarlo durante toda la jornada, es recomendable lavar el pelo para retirar los residuos de grasa y de producto para no 'ahogar' los folículos.


¿Cuando y como debo aplicar el champú en seco?





Lo mismo que pasa con la piel, sucede con el pelo: cada uno es un mundo y reacciona distinto a diferentes productos y maneras de aplicarlo. En teoría (y yo siempre lo he hecho así), se debe aplicar el producto en la mañana para absorber la grasa y el sudor que haya producido el cuero cabelludo durante la noche. Si hemos elegido un buen producto, no debe dejar rastro blanco ni debe apelmazar... obviamente no lucirá como si hubiésemos salido de la ducha, pero el resultado puede ser sorprendentemente bueno.

En un artículo de Vogue leí que lo mejor era aplicarlo en la noche para anticiparse a esa producción nocturna de sebo... sin embargo lo probé y el resultado no me gustó en absoluto: el pelo amanece mustio, seco, estático y de paso el cuero cabelludo ha pasado toda la noche con un producto que no necesita. No dudo que a muchas personas les dará buen resultado, pero en el mío rotundamente no.

Teniendo estas dos opciones, lo mejor que podemos hacer es probar... nadie conoce nuestro pelo como nosotras mismas y con productos como este, lo mejor es aplicar el 'ensayo y error'.


¿Cuáles son los mejores champús en seco que he probado?

Aunque he usado varios que me han dado muy buen resultado, os voy a dar la lista de todos los que he usado porque he comprobado que no todos funcionan de la misma forma:


Miracle Dry Shampoo Aussome Volume de Aussie


Es un producto creado especialmente para quienes tenemos el pelo fino y débil, ya que además de espaciar los lavados, aporta mucho volumen. Tiene extracto de semilla de jojoba y almidón de yuca, una combinación que a mi me da muy buen resultado y a un precio estupendo (5,99 euros). Si sois de las que busca un volumen tipo 'león de la Metro' y sin residuo blanco, probadlo y me contáis...


Champú en seco a la leche de avena de Klorane

Este es uno de los que tengo en 'recámara' pendiente para probarlo, pero he decidido incluirlo porque tiene varias características que me gustan: su fórmula se basa en la leche de avena y los polvos micronizados y pigmentos minerales (aunque hay otra opción que no los lleva y es especial para melenas rubias), así que promete un acabado invisible y duradero a un buen precio (11 euros). En cuanto lo haya testado, prometo actualizar este post.


Dry Shampoo de Moroccanoil


Es uno de mis favoritos por varios motivos: viene en dos tonos y el oscuro me viene perfecto, así que es imperceptible en cuanto a color. Huele de maravilla, tiene filtros UV y lo más importante: aporta volumen y la sensación de frescura que deja en el cuero cabelludo es bastante duradera. Aquí podéis leer la review que le dediqué hace un tiempo por si queréis ampliar la información.


Drynamic de Sebastian



Este es otro de los que me gustan porque aunque no tiene un tono en particular, es muy ligero y deja el pelo muy suelto y sin residuo blanco. Otro punto a su favor es que tiene un formato pequeño ideal para llevar en el neceser (muy útil en caso de algún imprevisto). Lo he repuesto varias veces en ese tamaño y seguramente lo siga haciendo.


Instant Fullness de Nioxin



Este es uno de los últimos que utilicé y aunque me gusta mucho el resultado que me ha dado la marca con su kit anticaída, con este no repetiría. Al aplicarlo deja un ligero rastro blanco, que aunque se va cuando te peinas, puede que cueste un poco si aplicas mucho producto. La sensación de limpieza desparece un par de horas después, así que no lo encuentro tan efectivo como otros.


Topical Dry Shampoo de Batiste



Fue el segundo champú en seco que probé (después del de Moroccanoil), y no sé si es que ese dejó el listón muy alto, pero no me gustó: me dejó el pelo ligeramente apelmazado, un residuo blanco difícil de quitar, su aroma es demasiado potente y no me dejó ninguna sensación de limpieza. Sé que muchas sois fans de este producto, pero en mi caso fue más una decepción que otra cosa. Su precio es de 3,75 euros.


Express Dry Shampoo de Sephora

De todos, es el que menos me ha gustado... de hecho fue el primero que usé y el que hizo que les pusiese una cruz durante un largo tiempo. Su aroma me gusta, pero, al menos en mi caso, no hace absolutamente nada más que apelmazar más el pelo. Me fue imposible terminarlo y desde luego, no lo recomendaría a pesar de su precio (5,95 euros).

¿Soléis usar algún champú en seco?. ¿me recomendaríais algún otro?

¡Que tengáis una semana estupenda y gracias por leerme!

¿TE HA GUSTADO ESTE POST? ¡COMPÁRTELO!

11 comentarios

  1. Que interesante y cuanta información! También me gusta usar estos champus el día que voy a lavarme el pelo (normalmente lo lavo por la tarde) así que durante esa mañana, para que tire unas horas mas, aplico el champú y va tirando. Me gusta el de Batiste, pero hace poco probé el de Aussie y tambien está genial. Me dejas con ganas del de Morocan Oil, aunque seguro que es caro...
    Gracias por el post!
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Y de Iherb has probado alguno? Tengo el de Accure para probar, pero aún no me he animado...

    ResponderEliminar
  3. Me apunto el de Aussie y si te apetece te sugiero que pruebes el de Evoluderm que a mi me ha sorprendido y además tiene un precio ridículo.
    Ciao guapa.

    ResponderEliminar
  4. Me das mucha curiosidad con el de Klorane.
    Un besito!

    ResponderEliminar
  5. Yo sólo he probado el de Batiste de tu lista, y a mí no me ha dejado el pelo apelmazado, pero no era el tropical, lo mismo eso influye.
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. No los uso, no he probado ninguno, las características de mi pelo hace que no necesite de estos champus


    Besos

    ResponderEliminar
  7. Compré hace poco el de Klorane y ha sido toda una decepción. Deja el pelo muy blanco aunque te peines y te sacudas el pelo como una loca. Me lo dejó tan mal que se me quitaron las ganas de volver a usarlo. 10 euros tirados a la basura. No sabía que había una versión para rubias, yo soy rubia oscura. El de Batiste no está mal. Luego probé el extra fuerte y me pareció otro horror. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues en breve empezaré a probar el de Klorane, ya te contaré...
      Un beso!

      Eliminar
  8. He probado algunos de ellos, comparto tu opinión con el de Aussie y el de Sephora me pasó lo mismo que a ti! fue el primero y pensé "¿pero qué invento es este? jaja"

    ResponderEliminar

Tu opinión es vital para la construcción de este blog, ¡gracias!