17 julio, 2016

7 trucos de belleza refrescantes y efectivos




No puedo negarlo, me encanta el verano y disfruto mucho de él... sin embargo hay momentos en que la temperatura sube tanto que necesito hacer algo para relajarme y refrescar un poco el cuerpo. Si tuviese una piscina cerca todo sería mucho más fácil, pero como no es así, cada temporada tengo que echar mano de algunos trucos que son infalibles para hacer más llevadero el calor.


Disfruta de una ducha fría

Siempre que le digo a mis amigas que no me puedo ir a la cama sin darme una ducha fría-casi-congelada me miran con cara de horror. Sin embargo quienes se han 'atrevido' terminan por adoptar la misma costumbre: el alivio que se siente es inmediato y a pesar de la primera impresión al sentir el agua, el cuerpo se termina relajando tanto que resulta mucho más fácil conciliar el sueño. De paso estaréis dando a la piel y a los músculos una de las mejores terapias para combatir la flacidez... ¡probadlo y me contáis!.


Ten a mano una bruma facial

Tener una bruma a la mano es vital para llevar mucho mejor las altas temperaturas, sobre todo si las guardas en la nevera. Hay de muchos tipos, desde la famosa y buenísima agua termal de Avène (que tengo siempre a la mano), hasta otras más exclusivas que le brindan a la piel un verdadero escudo antioxidante. Entre ellas destaco la eau Florale de Sisley o el agua fresca de Loto de Kenzoki, ¡ambas maravillosas!.



Cremas con efecto frío: tratamiento y alivio instantáneo para el cuerpo




Otro clásico de la cosmética refrescante son los productos con efecto frío. Al principio solo era posible encontrar geles para las piernas cansadas (a mi personalmente me gustan las de Montibello y la de Farmalastic), pero ahora hay otros productos que generan esa sensación como algunas cremas reductoras. Lo que más me gusta de esta opción es que brindan beneficios extra al cuerpo, así que ahorramos tiempo y de paso bajamos un poco la temperatura del cuerpo.


Los pies, esos grandes olvidados

Si hay una parte del cuerpo sensible al frío y al calor son los pies. Está claro que no os estoy descubriendo nada nuevo, pero hay tres truquillos que me funcionan estupendamente para bajar la temperatura del cuerpo de una forma rápida y sencilla:

  • Pon los pies en un poco de agua fría con sales; hace poco os hablé de las de Saltratos, que me encantan porque los relaja muchísimo.
  • Utiliza una bruma para los pies: de momento la única que conozco es la de The Body Shop... tiene menta, así que el frescor que sientes es super agadable. Yo siempre lo tengo en la mesilla de noche y si en algún momento me despierto, me pongo un poco y funciona genial.
  • Pon unos calcetines dentro de una bolsa y guárdalos en el figorífico. Si algún día llegas cansada a casa y solo quieres tumbarte en el sofá, puedes ponértelos para aliviarlos y de paso refrescarte sin mover un dedo.


Mete tus cremas en la nevera

Además de las brumas, podemos aprovechar la nevera para poner ahí las cremas faciales, las corporales y las mascarillas. Es una buena costumbre porque el efecto frío relaja y tonifica bastante la piel (aunque os advierto que vuestro chico nunca terminará de acostumbrase a ver la crema de noche al lado de las zanahorias...).


Hazte una mascarilla facial fría 

De vez en cuando podemos hacernos una mascarilla natural con cosas que tenemos en la nevera y que le aportan a la piel beneficios como hidratación o control de sebo. Poner yogur natural para hidratar o rodajas de pepino para calmar y equilibrar funciona muy bien sobre todo si los pones en la nevera con antelación.


Hidrátate y de paso disfruta de una bebida depurativa



Por último y no menos importante, es vital mantenernos bien hidratados y no solo porque es vital para evitar golpes de calor, sino porque también la piel se beneficia de ello. Bebe mucha agua y si no te gusta, prueba a saborizarla de forma natural (como el agua de pepino de la que os hablé hace poco).

¿Soléis hacer alguno de estos trucos?. ¿Tenéis algún otro para compartir?

¡Que tengáis una estupenda semana y gracias por leerme!

¿TE HA GUSTADO ESTE POST? ¡COMPÁRTELO!

8 comentarios:

  1. Se agradecen muchísimo porque vaya días estamos pasando!
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. Se agradecen muchísimo porque vaya días estamos pasando!
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  3. La bruma fundamental, las cremas en la nevera lo hago hace ya mucho tiempo, sobre todo con algunos contornos de ojos.
    Muy buenos consejos.
    Besos!
    E.

    ResponderEliminar
  4. Pues son todos estupendos. A tenerlos en cuenta.
    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Sigo al píe de la letra alguno de tus consejos, es un asco el calor que hace.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Me ha encantado este post. Me apunto lo de los calcetines en el congelador, no se me había ocurrido pero me parece una idea fantástica. Tampoco conocía esa bruma para los pies.
    Algunos de los trucos si que lo sigo.

    ResponderEliminar
  7. Tomo nota de esa bruma para pies. Muy buenos consejos. bsts

    ResponderEliminar
  8. Peco de olvidarme de los pies... aunque este año nuevamente me estoy poniendo las pilas con ellos y como lo agradecen.
    ¡Un besote!

    ResponderEliminar

Tu opinión es vital para la construcción de este blog, ¡gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...