Siete claves (muy efectivas) para cuidar tu contorno de ojos




Dicen que los ojos son el espejo del alma. Pues bien, yo añadiría que el contorno es el espejo del cuerpo: siempre he creído que a través de él es muy fácil identificar si una persona descansa bien, se cuida, ríe mucho e incluso su tipo de piel. Creedme, en este caso es mejor prevenir, y si quieres que tu contorno de ojos no te sume años, estas son las claves que deberías tener en cuenta.


Desmaquillate siempre (y bien), antes de ir a dormir


Creo que todos sabemos la teoría, pero sé que muchos fallamos algunas veces en la práctica (sobre todo cuando estamos muy cansados). Irte a la cama con la piel perfectamente limpia es imprescindible para mantener la piel sana, evitar que aparezcan milliums y como paso indispensable antes de hidratar la zona.

A la hora de elegir el desmaquillante, opta por uno con base oleosa, ya que retira todo más fácilmente y evita que maltrates la zona durante el proceso (mi favorito desde hace años es este).


Invierte en un buen contorno de ojos


Hay algunos cosméticos en los que deberíamos invertir y este sin duda es uno de ellos: la piel del contorno es muchísimo más fina y sensible que la del resto de la cara, así que, ni debemos aplicar la misma crema del rostro, ni muchísimo menos no hidratarla. Creedme, el dinero que gastéis en contornos a tiempo, los ahorraréis en antiarrugas después. Os recomiendo este (que es muy caro, pero una maravilla), y este (más asequible y además dura muchísimo).

Trátalo con cariño


Cuando desmaquilles, apliques la crema o te maquilles, trata tu contorno como si fuese el pétalo de una rosa. No, no exagero, es una zona sumamente delicada y puede que tú misma estés acentuando esas líneas de expresión sin darte cuenta. en este post de Vogue nos explican cómo aplicar el contorno para evitar bolsas y ojeras.

Ponte una mascarilla o parches al menos una vez a la semana



Yo, que tengo un contorno complicado (sensible, con tendencia a deshidratarse y a veces con dermatitis), os aseguro que esta zona ha cambiado muchísimo desde que la trato con más mimo, y eso incluye mascarillas y parches descongestivos. No solo le aportas una buena dosis de activos, sino que también ayudas a evitar líneas de expresión prematuras.


Nunca salgas de casa sin tus gafas


Ni en invierno, ni en verano, ni nunca y además elige unas de buena calidad. Si utilizas gafas graduadas, elige fotocromáticas (de las que cambian de color), ya que el sol causa verdaderos estragos sobre la piel, ya sea vía radiación -hay muchas ojeras que en realidad son manchas pigmentarias que se borran con IPL-, o simplemente porque el reflejo de fruncir el ceño cuando la luz nos molesta, resiente mucho la zona. Yo las suelo comprar en Mister Spex (echadle un vistazo porque siempre tienen algún código de descuento, así que se quedan muy bien de precio).


Bebe mucha agua


Beber agua, y en general cuidar tu alimentación pueden evitarte bolsas y ojeras: el exceso de sal puede ser el causante de las primera, y la falta de hierro de las segundas, por ejemplo). Somos lo que comemos y en este caso ni el contorno se salva.


Duerme y ríe todo lo que puedas


Ya sabemos que dormir bien es imprescindible para que el cuerpo se regenere y pueda llevar a cabo sus funciones durante el día. El cansancio se nota automáticamente en el contorno de los ojos porque los vasos capilares se dilatan, otorgando a la zona un color morado. Es uno de los muchos motivos por los cuales deberíamos dormir 8 horas.

Reír también tiene muchas ventajas, ya que activas los músculos faciales y estimulas la microcirculación, incluyendo la de la zona del contorno... eso sin contar con los beneficios que trae a nuestro bienestar físico y emocional.

¿Qué otro consejo añadiríais? ¿Soléis cuidar a conciencia vuestro contorno de ojos?

¡Que tengáis una semana estupenda y gracias por leerme!

¿TE HA GUSTADO ESTE POST? ¡COMPÁRTELO!

5 comentarios

  1. Que buenos tips! Yo no m separó de mis gafas tampoco

    ResponderEliminar
  2. Creo que te ha faltado una, para mí la más importante ¡no obsesionarse con él! tendemos y lo digo por experiencia cuando aparece la primera arruguita en esa zona echarnos las manos a la cabeza, a mi me salieron muy pronto, antes de los 30, he utilizado contornos más caros y más baratos y absolutamente ninguno hace milagros, las arrugas siguen saliendo a no ser que ya optes por botox, rellenos y similares algo que particularmente y dao los resultados tan horrorosos que veo me niego, así que además de cuidarlas, ¡quererlas y ellas te querrán más a ti! luego llegas a los 60 y te das cuenta que las siguen teniendo y curiosamente ¡dejaron de molestarte! ja ja ja


    Besos

    ResponderEliminar
  3. Todos cumplidos. A pesar de esto, es mi talón de Aquiles, pienso que por haber sido fumadora, pero bueno, a ver si ahora que mis hábitos son mejores, llevo mejor el cuidado de la zona.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Unos consejos estupendos, salvo las gafas de sol lo demás lo hago siempre. bsts

    ResponderEliminar
  5. Gracias por compartir estos consejos, yo siempre llevo gafas de sol a todos lados. Besos

    ResponderEliminar

Tu opinión es vital para la construcción de este blog, ¡gracias!