¿Cómo calmar una piel alterada?




La primera vez que tuve una crisis con mi piel fue cuando apareció la dermatitis. Tenía 20 años y lo pasé realmente mal cuando de repente me vi con descamaciones, rojeces y picores en el rostro. Desde entonces he recorrido un camino lleno de conocimiento de mi propia piel, de dermatólogos, tratamientos, cremas y todo tipo de experimentos para controlarla, y aunque se sabe que esta es una patología crónica, a día de hoy puedo decir que he aprendido a sobrellevarla muy bien y a mantenerla a raya durante prácticamente todo el año.


He querido escribir este post porque sé que hay muchas personas que me leéis y que en algún momento os habéis sentido identificados con cosas que os he contado sobre este tema. También sé que cada piel es un mundo y los productos que a mi me funcionan no necesariamente os tienen que dar los mismos resultados... por eso hoy no voy a mencionar ninguno (al final os dejaré algunos enlaces con recopilatorios que os pueden servir), sino simplemente os voy a contar las cosas que hago siempre para calmar mi piel cuando se altera.


1. Escucha a tu piel

Ella funciona como tú: si está agobiada reacciona. Si de repente aparece un brote de granos o una resequedad importante es porque algo no está funcionando bien y aunque no es grave, es aconsejable parar y observar. ¿Has cambiado de rutia facial?, ¿has empezado con un producto nuevo?, ¿estás haciendo una dieta estricta?, ¿estás sufriendo una época de mucho estrés?... evalúa qué es lo que le puede estar afectando para poder solucinarlo desde el origen.


2. Déjala descansar

Creo que no es la primera vez que os cuento que hace años leí una entrevista a una 'gurú' japonesa del cuidado facial y en ella contaba que al menos una noche a la semana se iba a dormir con la piel perfectamente limpia pero sin ningún producto adicional para que no olvide 'trabajar' sola. Desde entonces yo lo hago y sí que se nota. Os recomiendo que lo probéis algún día que tengáis la piel 'rebelde' (en mi caso cuando tengo el combo completo de granitos, zonas resecas y zonas grasas)... el resultado es inmediato y evidente.

El consejo también aplica al maquillaje. Cuando tengas oportunidad no te apliques nada y deja respirar tu piel. ¿A que te cansas todos los días si llevas taconazos?... pues a la piel le ocurre igual, y aunque las fórmulas de las bases de maquillaje han avanzado mucho en los últimos años, no hay nada como darle algunos días 'de descanso'.


3. Aprende a leer los INCIS

Generalmente suelo acertar a la hora de elegir productos nuevos porque tengo identificados los ingredientes que me suelen alterar la piel. Por eso es importante leer las etiquetas de los productos: así es más difícil dejarse llevar por la publicidad y corres menos riesgos a la hora de cambiar de tratamiento.

En mi caso suelo evitar las siliconas, los aceites minerales, los aceites esenciales provenientes de cítricos (solo en productos faciales) y el alcohol denat.


4. No te excedas con la limpieza

Generalmente este es el error en el que solemos caer cuando tenemos un brote de granos: limpiamos la piel como si no hubiese un mañana, hasta el punto de agredimos su barrera hidrolipídica y provocamos deshidratación. Tan importante como hidratar bien es limpiar de forma adecuada, empezando con elegir un producto que sea efectivo pero que ante todo sea respetuoso con la piel.


5. Aliméntate bien

Somos lo que comemos y eso la piel lo nota bastante. De nada vale que utilices la mejor crema calmante del mundo si te alimentas a base de productos precocinados... así como inviertes tiempo y dinero en comprar productos de tratamiento, intenta hacerlo en tu alimentación: come más frutas y verduras, bebe más agua, come menos azúcar (recuerda que hoy día está presente en prácticamente todo lo que viene envasado), e intenta disminuir el consumo de harinas refinadas, responsables en buena parte de los procesos de inflamación que sufre nuestro cuerpo.

¿Soléis sufrir de períodos complicados con vuestra piel?. ¿Qué otro consejo añadiríais a esta lista?


Post relacionados

¡Que tengáis una estupenda semana y gracias por leerme!

¿TE HA GUSTADO ESTE POST? ¡COMPÁRTELO!

9 comentarios

  1. Me ha gustado mucho el post. Me pasó algo parecido el año pasado con la alergia, y fue una sensación de impotencia hasta que aprendí - y tras el diagnóstico, como es lógico - a "escucharme" y detectar cuando empieza a ponerse reactiva mi piel: ahora puedo para el círculo vicioso en que se convierte el proceso alérgico antes de que vaya a más (también terminaba con picores, descamación, rojeces...un horror!).
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. Si tienes piel sensible, antes o después llegas a estas conclusiones. Besos!

    ResponderEliminar
  3. A mi el no dormir hay días que me mata un poco y no hablemos del estrés, así que tengo que ir con cuidado. Lo de dejar respirar la piel siempre lo hago, al menos un par de veces a la semana no me maquillo y desde que te leí a ti con el tratamiento de noche hay un día que lo "evito".

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  4. Hay veces que la nota supersensible la piel
    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Mi piel ahora mismo está en el proceso de muy seca y se me está descamando. La semana pasada en ese par de días que subió la temperatura, se me puso fatal. Ademas, coincidió que tuve que coger el coche e ir a la ciudad de al lado y todo el rato fué dándome el sol en la cara y eso se notó mucho y estuve dos días con la piel enrojecida e irritada. Me he comprado una crema de Avene anti rojeces, asique a ver que tal. Lo de dejar la piel descansar por la noche lo estoy haciendo dos o tres noches. Ahora me estoy empezando más a maquillar, que antes ni lo hacía, pero procuraré dejar algún día sin darme nada mas que hidratante. Y me he apuntado para comprarme el protector solar de Heliocare que recomendaste en un post. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El protector solar es vital para todos, pero sobre todo para quienes tenemos la piel tan sensible... no dudo que te va a encantar el de Heliocare.
      Un abrazo Feli!

      Eliminar
  6. Un post muy bien explicado. Yo tengo la piel bastante rebelde últimamente y a veces cuesta saber que está pasando y tus consejos vienen muy bien. bsts

    ResponderEliminar
  7. Muy buena entrada.
    Yo he descubierto un producto que se llama Jelly Mist de Missha que va estupendamente para cuándo tengo alguna rojez.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no había escuchado sobre ella, ¡me la apunto!
      Un beso guapa.

      Eliminar

Tu opinión es vital para la construcción de este blog, ¡gracias!