12 agosto, 2016

6 recetas con avena fáciles y deliciosas





Si hay un alimento que definitivamente incluiría en cualquier dieta para hacerla más equilibrada y saludable, ese sería la avena. Es verdad que existen súper alimentos que están de moda por algunos componentes que contienen, pero siendo consumidora totalmente activa de muchos de ellos, lo tengo clarísimo: no hay nada para el cuerpo como este cereal.


Una de las razones por las cuales me gusta tanto es porque sus beneficios se notan en cuanto la incluyes en tu alimentación: tu metabolismo se vuelve más rápido, te sacias rápidamente, tu estado general mejora e incluso lo llegas a notar en la piel.

Aunque se supone que la forma más sana de consumirla es cruda porque conserva todas sus enzimas, cocerla también tiene la ventajas de hacerla más fácil de digerir para el organismo.

También es importante tener en cuenta que en su forma original es un cereal que contiene gluten, aunque en los herbolarios se puede conseguir en un formato apto para celiacos.


Batido de avena


 


Es la parte más importante de mi desayuno y una de las formas más ricas de consumirla. Hace un tiempo os di la receta, aunque podéis variarla preparándola con alguna leche vegetal, añadiendo fruta o cubitos de hielo para hacerla un poco más refrescante.


Bizcocho de avena




Es un capricho, pero mucho más sano que un bizcocho industrial o hecho solo con harina de trigo. Es ideal para esos momentos en que nos apetece comer una tarta o un postre porque está realmente delicioso ¡os los garantizo! (podéis ver la receta en este post).


En tortitas 

No las hago muy a menudo y tengo la intención de probar alguna variante de la receta común para hacerlas más apetecibles, (aunque esta receta que encontré hace poco está genial). Es una muy buena opción para desayunar porque te sacias y de paso puedes acompañarlas de alguna fruta o de jamón york.


En sopas y purés

En invierno me gustan mucho las sopas y purés de verduras. Para darle ese punto espeso y cremoso sin patata, nata, o queso, opto por la avena: el secreto es añadirla en cuanto el agua se caliente y dejarla cocer bien... incluso le añado un poco al puré de mi bebé.


Como 'topping' 




Es una de las maneras más fáciles y rápidas de consumirla porque la tomas cruda. Basta con añadirla a la fruta en trozos (le va muy bien a la papaya y al plátano), o al yogur. Así tendrás un desayuno o una merienda completa, sanísima y muy nutritiva.


En muesli

El muesli que suelo consumir es el de herbolario, aunque el que preparas en casa es el mejor de todos porque puedes ponerle exactamente lo que te gusta y en las proporciones que prefieras.

¿Soléis consumir avena?. ¿Tenéis alguna otra receta que quisiéseis compartir aquí?

¡Que tengáis un estupendo fin de semana y gracias por leerme!

¿TE HA GUSTADO ESTE POST? ¡COMPÁRTELO!

6 comentarios:

  1. Hola preciosa, gracias por compartir estas formas de consmirla, que estoy segura están deliciosas y que son bien sanas. Tomo nota.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Me apunto las recetas, la avena no me gustaba pero me he aficionado a comerla en el desayuno.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. El bizcocho me ha tentado incluso para que lo comamos en familia.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  4. Que buena pinta tiene todo. El bizcocho seguro que lo hago si me animo a comprar avena. bsts!

    ResponderEliminar
  5. Hola!
    ¡Me encanta la avena! Ahora hace un tiempo que no la tomo, pero me encanta tomarla como cereales con el colacao del desayuno o en tortitas, como las prepara mi hermana. Una vez, probe de hervirla con verduras a falta de arroz, pero me pasé con el tiempo de cocción jajajajaj

    ResponderEliminar

Tu opinión es vital para la construcción de este blog, ¡gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...