Brotes de acné en primavera: trucos para evitarlos




La primavera la piel altera. Lo sabemos quienes tenemos problemas específicos que se suelen agravar en la época en la que empieza el buen tiempo, como es el caso de las personas con tendencia a desarrollar acné. Creo que hay pocas cosas que afecten más al estado emocional de una persona que este problema (sobre todo si es en el rostro), y como lo mejor que podemos hacer es prevenir, hoy os doy algunos consejos para evitar estos molestos brotes.


Cuida al máximo tu alimentación

Todos nos sabemos muy bien la frase 'eres lo que comes', aunque lo solemos olvidar con una rapidez pasmosa (sobre todo cuando estamos al frente de comida basura). Si sueles tener brotes de acné, notas de inmediato los efectos de todo lo que consumes: piel más grasa, comedones más grandes, piel enrojecida e inflamada. 

Debemos tener siempre en mente que tener una dieta balanceada es vital para mantener la salud de la piel: evitar al máximo las comidas grasas y aquellas que ralentizan el metabolismo (fritos, carnes y embutidos), evitar el tabaco y el alcohol y preferir las frutas y verduras frescas. También es recomendable incluir a diario algunos alimentos que nos ayudan a prevenir los brotes gracias a sus propiedades depurativas y antiinflamatorias.


Trata de disminuir el nivel de estrés

El estrés actúa como una bola de nieve y lo peor es que los estudios confirman que existe una estrecha relación entre esta y los episodios de acné. Según la revista Time, actualmente se evidencia un repunte en los casos de acné adulto (especialmente en la población femenina), y según los expertos, se puede relacionar con las presiones socio-económicas a las que nos vemos sometidas actualmente.

Si te identificas con esta situación, lo mejor que puedes hacer es atacar el problema de raíz: practica algún deporte (os recomiendo encarecidamente el yoga), sal a caminar, trata de dormir al menos 8 horas al día y sobre todo, dale a las cosas su justa magnitud. El estrés, junto a la obesidad son una epidemia mundial y solo está en nuestras manos combatirlas.


Muévete

Hacer ejercicio se recomienda no solo por mantener un cuerpo saludable o por disminuir los niveles de estrés:  también facilita la eliminación de toxinas que pueden provocar acné.

Es verdad que el sudor que producimos al practicar deporte puede agravar el problema, con lo cual es necesario tomar algunas precauciones muy sencillas, como entrenar siempre sin maquillaje, retirar la ropa húmeda y ducharnos inmediatamente después de terminar nuestra rutina, utilizar ropa que permita la transpiración y un solar oil free.


Tu piel necesita un cambio de rutina facial



Cuando llega el buen tiempo los mecanismos de la piel se ajustan para hacer frente a las agresiones medioambientales: más sol, un ambiente más contaminado (por la disminución de las lluvias), pólen y por lo general menos horas de sueño.

Por ese motivo, y principalmente para quienes tenemos una piel con tendencia grasa o que suele desarrollar brotes de acné, es esencial cambiar los productos que utilizamos en invierno. Hace poco os hablé de DermoPure de Eucerin y me parece una buena ocasión para recomendárosla de nuevo, ya que nos ofrece una rutina completa de cuidados (gel limpiador, gel micelar, exfoliante, un tratamiento que elimina la ostrucción de poros,una hidratante matificante y un stick con color que debe estar en cualquier neceser).

Lo que más me gusta de estos productos es que sus fórmulas son bastante respetuosas con la piel y sus texturas son muy confortables, así que en una misma gama obtienes soluciones al problema del acné, ingredientes que calman la piel y de paso hacen que esta tenga un mejor aspecto.


Elige cuidadosamente tu protector solar


Uno de los problemas principales que empiezan en esta temporada es el mal uso del protector solar: pecamos por defecto (no usarlo puede agravar muchísimo el problema por el efecto de la radicación solar), y por exceso, ya que ciertas fórmulas pueden obstruir los poros y producir unos brotes de acné bastante importantes.

Lo que debéis tener en cuenta a la hora de elegir un solar, es que sea adecuado para vuestro tipo de piel, preferiblemente que contenga ingredientes que ayuden a controlar el exceso de sebo y que sean antioxidantes para proteger la piel de los radicales libres. Hace un tiempo os enseñé el que se ha convertido en mi favorito y tengo claro que este año repetiré por el fantástico resultado que me dio. Como siempre, os recomiendo optar por productos de farmacia e intentar obtener muestras para que comprobéis en vuestra propia piel la tolerancia al producto.

Consulta un especialista

Si los bortes de acné son cada vez más frecuentes o más importantes, es necesario consultar al dermatólogo. Puede que esta sea una señal de un desajuste hormonal (situación muy frecuente en los casos de acné adulto), o de un desequilibrio en la piel que necesita un tratamiento con antibióticos. Lo más importante es nunca automedicarse y estar controlado siempre por un profesional.


¿Soléis tener este tipo de botes en primavera?. ¿Qué otro truco compartiríais?

¡Que tengáis una semana estupenda y gracias por leerme!

¿TE HA GUSTADO ESTE POST? ¡COMPÁRTELO!

4 comentarios

  1. Me ha gustado mucho el post. A mi hay ciertos protectores que me dan un acné - que además es muy característico, pequeñito y duro - y debo evitarlos.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante la entrada. En mi caso tengo la piel más bien seca y deshidratada pero siempre viene bien tener en cuenta estos consejos. Por ejemplo yo siempre cambio a rutina de limpieza y cuidado de la piel. bsts

    ResponderEliminar
  3. mmm me encanta. Se lo paso a la compi q esta asi

    Feliz dia
    www.masqueropa.blogspot.com

    ResponderEliminar

Tu opinión es vital para la construcción de este blog, ¡gracias!