12 diciembre, 2014

Kefir, un súper alimento que ya no me falta en casa




Si soléis leerme sabéis que soy fan de las recetas saludables y de los alimentos con propiedades importantes para mantenernos bien. El kéfir es uno de ellos, y aunque lo conozco desde hace muchos años, apenas hace unos meses he vuelto a él y por supuesto no puedo dejar de contaros sobre todo lo bueno que tiene esta especie de yogurt.


¿Qué es el kéfir?

Son unos probióticos lácteos en forma de gránulos que fermentan la leche y el resultado es una bebida un poco más líquida y ácida que el yogurt (y en mi concepto, igual de deliciosa).  También se conoce como yogurt búlgaro o kumis.


¿Cuáles son sus beneficios?

El más importante es el aumento de las defensas, ya que los lactobacilos ayudan a regenerar la flora intestinal. Obviamente tienen las mismas vitaminas, minerales y calcio que la leche, pero esta es mucho más fácil de digerir, ya que los niveles de lactosa disminuyen.


¿Lo puede tomar cualquier persona?

Si, se recomienda para todas las personas, especialmente a quienes necesiten aumentar sus defensas y para mujeres embarazadas. Quienes tengan intolerancia a la lactosa deben tener precaución.


¿Dónde se consigue?

Suele ser difícil encontrarlo porque que los bacilos no se venden. Lo más usual es que alguien te regale un poco, ya que estos crecen y se multiplican; en mi caso encontré un grupo de Facebook de gente que los manda a casa solo pagando los portes (aunque solo opera en España).




¿Cómo se prepara?

Es muy fácil: solo se debe introducir el kéfir en leche y dejarlo reposando durante más o menos 24 horas. Al cabo de este tiempo se cuela y se vuelve a repetir el proceso de la leche y los bacilos. A la mezcla resultante le puedes añadir azúcar (yo utilizo stevia), lo bates y listo. Si lo prefieres frío puedes dejarlo en la nevera un par de horas.

La textura de la bebida dependerá de la cantidad de leche que utilices y si esta es desnatada, semi o entera.

Es verdad que tener kéfir en casa y prepararlo es mucho más engorroso que comprar yogures normales, pero la verdad es que merece la pena comprobar los beneficios que ofrece. Este y el batido de avena se han convertido en mis bebidas de cabecera.

¿Conocíais el kéfir?. ¿Lo probaríais?

¡Que tengáis un estupendo fin de semana y gracias por leerme!

¿TE HA GUSTADO ESTE POST? ¡COMPÁRTELO!

18 comentarios:

  1. Si que lo conocía y de hecho durante una temporada lo tomamos en casa, incluso mi padre que anda medio intolerante a la lactosa. Mi vecina tenia bacilos y nos pasó. Lo dejamos de usar por el engorro de hacerlo, ahora tenemos una yogurtera y hacemos nuestros propios yogures no comerciales jajajaja.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Mi cuñado tenía y me olía a pegamento, nunca lo probé...

    ResponderEliminar
  3. Fíjate que yo lo tomé bastante porque a mi madre le encantaba pero creo que como soy escrupulosa siempre me dio un asco de morirme. Ahora es sanísimo como tú escribes en tu post. Una pena que no me guste. Un besito

    ResponderEliminar
  4. Mi madre lo tuvo una época por casa pero nunca dí el paso de probarlo. Muy interesante, tu post de hoy.
    BESOS!

    ResponderEliminar
  5. No había oido hablar de ella.
    Me ha llamado la atención.
    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Lo conozco,se que es buenísimo,pero no lo consumo!
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Lo conozco desde bien pequeña, mi madre hacía yogures en casa y tenía la técnica totalmente dominada, jajaja. Yo ahora lo que hago es comprarlo porque muchas veces no tengo tiempo de prepararlo pero eso no ha sido motivo para dejar de tomarlo. Gracias como siempre, bsños.

    ResponderEliminar
  8. No tenía ni idea que esto existía, jajajaja. Me da cosita igual consumirlo :P
    Igual no me vendría mal aumentar mis defensas!

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. ¡¡¡ si que lo conocía pero no entra dentro de mi dieta diaria, para qué engañarte !!

    Feliz fin de semana guapa :-)

    ResponderEliminar
  10. Yo sí lo probaría, aunque me parece complicado para hacerlo en casa. En el supermercado de El Corte Inglés lo he visto, lo probaré a ver si me gusta. Buen finde guapa :)

    ResponderEliminar
  11. Se que me daría pereza y no sería constante con ello... lo conozco y creo que de pequeña alguna vez lo hicimos en casa : )

    ResponderEliminar
  12. Si que lo conocía, aún no lo he probado pero no descarto probarlo. bsts

    ResponderEliminar
  13. precisamente tengo en casa porque una de mis mejores amigas me dio
    me hizo gracia porque parece como coliflor x)
    a mi madre le encanta y además le va bien para sus problemas intestinales
    un besito

    ResponderEliminar
  14. Demasiado rarita soy yo para probarlo... Lo que si voy a hacer es empezar a tomar semillas de lino porque me fío totalmente de ti y tus consejos. Gracias!!

    Lola

    ResponderEliminar
  15. Lo conozco y de hecho lo consumí durante una temporada, yo dejé de consumirlo quizá por el engorro pero si tengo una amiga que sigue siendo muy fiel a él.
    besos

    ResponderEliminar
  16. Uyy yo me acuerdo cuando era niña que teníamos en casa y hubo una temporada en que comimos mucho, hasta que ya mi madre se hartó de tener en casa y se acabó jejeje.

    ResponderEliminar
  17. pues yo no lo conocía, no se si me gustaría o no, pero sería cuestión de probarlo claro

    ResponderEliminar

Tu opinión es vital para la construcción de este blog, ¡gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...