30 abril, 2011

De belleza, arrugas y otros potingues

Alguna vez mi marido me preguntó si alguna vez me haría una cirugía plástica o si me pondría Bótox cuando me comenzaran a aparecer arrugas (Os pongo en contexto: me acababa de hacer una limpieza facial y tenía la hidratante recién puesta... es decir, rutina extra-potinguera en su estado más puro). Sin pensarmelo le conteste que no, que me cuido porque cuando sea una mujer mayor quiero que mis arrugas reflejen que he vivido mucho pero que he vivido bien. Claro, podréis pensar que en este momento en el que apenas estoy buscando mi primer contorno de ojos pienso de esta manera, pero no...




Creo que la belleza de una mujer no radica sólo en los ángulos de su cara, en su piel tipo "culito de bebé", o en sus medidas perfectas. Os acordáis de la versión recién rapada de Britney Spears?, o las modelos de 1.85 que pesan 40 kilos y desfilan por las pasarelas con cara de alma en pena?... os parecen bellas?... no os parece más bonita una mujer que aunque tenga unos kilos de más, ría con gracia, diga cosas inteligentes y sea cercana con la gente?... no os produce una sensación más sincera?... claro, hay preciosidades que vemos en la tele y en las vallas publicitarias, pero yo hablo de la belleza normal, de esa que vemos todos los días en chicas que toman el metro, que hacen la compra o que llevan a sus hijos al colegio.

Es verdad, yo, como la muchas mujeres soy muy presumida... pero cuidarse es el primo de quererse, y esto último hermano de sentirte tranquilo y feliz, que es el sérum más efectivo que existe y que es gratis. Autoaceptarse no es fácil... creo que es un trabajo constante que inicia en el momento que te das cuenta que en el cole hay chicas que tienen más exito con los chicos que tú, entonces comienzas a buiscar cuáles son las diferencias existentes: tienen más pecho, son más altas, no llevan aparato, etc. Cuando parece que ya lo has asumido llegas a la Universidad y el campo de juego cambia. Las otras chicas tienen ropa increible, son más altas, dale con lo de los pechos, y siguen teniendo más éxito con los chicos.
Por fin llegas al mundo de la gente "madura" y ves que el terreno básicamente es el mismo!...los pechos, la estaura, la ropa, los chicos... la pregunta es, en qué momento una chica debe comenzar a aceptar que uno es como es y que la belleza, a la que se puede ayudar con maquillaje y demás, es una cosa que uno mismo potencia a punta de actitud? Yo no sé si mi madre alguna vez tuvo estos pensamientos, pero desde luego una charla sobre el tema me hubiese ahorrado varios desvaríos y reproches hacia la genética y habría aprovechado ese tiempo para hacer otras cosas. Porqué tenemos que estar fijandonos en las cosas que otros tienen, descuidando otras maravillas que tenemos y no nos damos cuenta?

Como veréis, yo he tenido mis momentos. Ha pasado mucho tiempo para  exorcizar mis complejos y aceptar que lo que tengo es lo que hay, que es bonito y que me gusta. Quién lo iba a decir, pero todas los detalles de mi cuerpo que siempre critiqué y quise cambiar han resultado traerme muchas cosas buenas... la belleza es como la vida misma, aprovechas lo que viene y como viene o te quedas en un rincón lamentándote y preguntándole al universo porqué ha sido tan injusto contigo.

Sinceramente no creo que mis pensamientos vayan a cambiar cuando se a una mujer mayor y esté llena de arrugas (Seguro que estas crecerán de manera proporcional al arsenal de potingues en mi cuarto de baño), y creo firmemente que la belleza de una mujer mayor aumenta si la vejez se asume con dignidad. Claro, seguiré untandome cosas, haciendo operaciones bikini, comprando anticelulíticos aunque nunca me haya funcionado alguno... pero no  quiero que dos litros de botox y cuatro estiramientos faciales me quiten mi sonrisa tal y como es, imperfecta pero sincera.



Espero que haya sido leve para quien haya leído todo esto al completo ... de vez en cuando tengo reflexiones de este tipo y esta vez me apetecía compartirla con vosotras.

Un beso enorme y gracias por leerme!

P.D. Os mando un abrazo enorme a todas las madres que me leéis, gracias por ser la espina dorsal de esa empresa llamada familia. Mami, te quiero con locura.

21 comentarios:

  1. Una reflexión fantástica. No sé cuantos años tienes, Lola, pero a mis 32 y tas ser mami 2 veces esas imperfecciones asoman amenazadoramente. Y las asumo, nunca fui perfecta sería absurdo intentar serlo conforme pasen los años. Más fácil es aceptarnos y cuidarnos, eso sí, para dar lo mejor de nosotras. Naturalmente.
    BESOS!!

    ResponderEliminar
  2. Hola preciosa Liliana, ante todo darte las gracias por esa felicitación tan especial ya que cómo sabes soy mami de dos pequeñas.
    La crónica y reflexión que has hecho, no tengo miedo a las arrugas porque son parte de la cruda realidad de la vida envejecemos sí pero con dignidad. un besazo enorme guapa.
    http://mary1975.blogs.elle.es/

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado tu reflexión.
    El otro día e crucé con una señora de 82 años, enjuta,, chiquitilla, con el cuerpo deformado por el tiempo (piernitas arqueadas, barriguilla tipo balón, etc, ya sabes) y pensé: qué cruel es el tiempo y qué poco podemos hacer para evitarlo; pero a la vez me vino una sonrisa porque, por un lado, es una alegría haber vivido todos esos años y poder experimentar los cambios y, por otro, la señora,pese a todo, se había peinado, combinado la ropa y dado un toquecito de colorete.
    Daban ganas de achucharla (sí, me producen ternura los mayores, qué le vamos a hacer)

    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Hola!
    Yo a diario me cruzo con gente que está operada y enseguida lo notas, es que no es real, y lo de querer aparentar juventud cuando eres mayor es una absoluta tonteria, el tiempo pasa y lo unico que podemos hacer es pasar por esta vida lo mejor posible y darle valor a las cosas que realmente la tiene como la familia, los hijos.... Cuidarte, estar sana y que las arrugas se conviertan en parte de tu vida y no en una obsesión.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. No puedo estar más de acuerdo contigo. Es cierto que yo aún soy muy joven (no llego a los veinte)pero me he sentido tremendamente identificada con lo que has contado. Yo siempre fui la gordita, bajita y empollona de mi clase, desde el colegio hasta bachillerato... Como imaginarás, los niños pueden ser muy crueles y la cantidad de complejos que tenía era increíble, tanto que llegaron a crearme auténticos problemas... Siempre estaba comparándome con otras chicas y pensando "¿por qué no podré ser yo así?" Pero con el tiempo y gracias al blog (ha sido una auténtica terapia para mí) me he dado cuenta de que soy como soy... yo no estoy tan mal. Aceptarse es un camino muy complicado, pero cuanto antes se haga, mucho mejor. Porque sí, es inevitable que nos comparemos (para qué nos vamos a engañar) pero seguro que tú también tienes algo especial que le falta a esa persona.
    Cuidarnos es estupendo, porque, como dices, es sinónimo de quererse, pero hay que ser realista y aceptar el paso del tiempo porque eso significa que hemos vivido.
    ¡Muchos besos!
    www.lowchic.es

    ResponderEliminar
  6. excelente post, super inteligenteeee!

    ResponderEliminar
  7. Di que si, la arruga es bella por mucho que algunas se empeñen en parecer intemporales, porque na cosa es cuidarse para retrasar el paso del tiempo y otra no aceptarlo.

    Muak!

    ResponderEliminar
  8. Gracias por el toque para venir a leerte, guapa.

    No me molesta en absoluto lo de la foto, ¡ni mucho menos! La verdad es que cuando pensamos en gente a la que se le ha ido la cabeza con los retoques, Nicole Kidman es un referente.

    Como tú, pienso que si nos ponemos a compararnos, siempre hay algo que comparar. Así que lo mejor es aceptarse, y como tu dices, intentar estar tranquila, feliz, disfrutar, que es lo mejor del mundo.

    YO, con apenas 23 años, he aprendido ya que o te aceptas, o te mueres de asco y pena. Así que bueno, intento cuidarme, como todas, pero espero saber llevar el paso de los años. Y sobre todo, reconocer en cada arruga un millón de sonrisas :D

    ResponderEliminar
  9. Hoola¡¡¡ me ha gustado mucho tu entrada. Nosotros por nuestro trabajo pasamos mucho tiempo con famosos que realmente ves de todo. Por supuesto sin obsesionarte si estoy a favor de hacerte algún arreglito, pero con precaución porque lo que si he observado es que muchas de las famosas de nuestro país se obsesionan y es ahí donde la cagan. Por ejemplo Laura Valenzuela tiene 80 años ¿a que no lo dirías? está fantástica y te aseguro que no se le nota salvo por la edad que tiene que se ha hecho nada. Y por supuesto ha ido a buenos profesionales (esto es fundamental) y tiene los pies en la tierra por lo que está como una señora mayor pero muy bien conservada.

    Un bs y gracias por este post tan fantástico.

    ResponderEliminar
  10. Hola guapa!!!
    pues la verdad que tienes muchisima razón...
    me ha hecho gracia, lo de las comparaciones ...yo no es que me haya pasado la vida comparándome con nadie, eso no, pero desde luego, no hay nada o casi nada que haya visto bueno en mi, y en las demás siempre veo mucho de lo bueno...
    Hace tiempo me acepte tal y como soy, que no significa que todo lo que veo me guste...jajaj
    Pero yo a diferencia de ti, no descarto nada, osea, que no es que tenga en mente poner me botox, pasar por un quirofano, pero vamos, que no lo descarto, porque yo estoy a favor de todo lo qeu nos haga sentir mejor.
    Luego es que claro has puesto un caso, que es de juzgado de guardia, la foto de una adicta al botox diria yo y que se la ha ido un poco la mano...jajaj

    besos guapa!!!
    esther

    ResponderEliminar
  11. A mi la Kidman me da miedo...

    Si me la encontrara por la calle me cruzaría de acera...

    Kisses!

    PD: Pásate a ver mi último SHOPPING DAY en Las Divinas! :) www.madeinlolita.blogspot.com

    ResponderEliminar
  12. Hola guapa! bonita reflexión aunque vaya preguntas que te hace tu marido :P una cosa es cuidarse y otra estropearse la cara, para mi el bótox te estropea todo, da miedo el como deja la cara :S
    Lo importante es quererse a una misma tal y como se es :) sea delgada o gordita! Jeje y algunas modelos son delgadas por naturaleza no todas se matan de hambre jajaja

    besotes♥

    ResponderEliminar
  13. Si es que todo el mundo quiere llegar a viejo, pero nadie quiere serlo!
    Yo cada vez que me veo una nueva arruguita "me deprimo" jaja. Pero bueno, es lo que tiene la edad, con sus cosas malas pero... también sus cosas buenas!
    Un besiño!

    ResponderEliminar
  14. Hola guapa!
    Como bien dijo Adolfo Domínguez, "la arruga es bella"! No me gustan nada las caras iguales y amorfas rellenas de botox! Horrible! Nicole K. era un bellezón hasta que se llenó de colágeno, no tiene expresión ni personalidad...
    Besos!
    www.demodayaloloco.blogspot.com

    ResponderEliminar
  15. Hola preciosa! gracias por tu coment, cómo no vamos a leer el post, si es super interesante.. yo de pequeña tenía muchos complejos, era muy bajita y muy tímida, después crecí y se me fueron quitando las tonterías. Estoy totalmente de acuerdo contigo, pienso que aceptarse no es fácil pero es necesario.
    Ahora intento cuidarme, cremitas, sérums, etc.. pero me da pánico el tema de las operaciones, así que no tengo ninguna gana de "arreglos", además después de ver cómo quedó Nicole se te quitan las ganas! ha perdido naturalidad, prefiero envejecer con dignidad.
    Un besote!!!

    ResponderEliminar
  16. We love your blog, this post is interesting.

    Keep visiting the blog!
    http://dreamingreinventingtheworld.blogspot.com

    ResponderEliminar
  17. Guapísima, muchas gracias por tu comentario, me alegro que te gustara mi blog! a mi tmbien me ha encantado el tuyo!!! así que te sigo ahora mismito
    un besazo, me pasaré por aquí a menudo!
    www.carolinagarciaipserandco.blogspot.com
    feliz domingo :)

    ResponderEliminar
  18. Siempre hay alguien que es más alta, más guapa, mejor figura, tiene más dinero, etc, etc, etc... Así que, cuanto antes nos aceptemos a nosotros mismos, más rápido encontraremos nuestro propio camino hacia la felicidad, que es lo que verdaderamente importa.
    Un besazo,

    Inma

    ResponderEliminar
  19. Creo que tienes razón en todo, no puedo decir más. Un beso

    ResponderEliminar
  20. No había visto este post pero iba a comentar en los esmaltes y me ha salido Nicole con es cara tan rara que se le ha quedado con tanto Botox, una pena. Yo voy a cumplir 55 años y sinceramente no tengo ninguna angustia por eso, me doy potingues porque me gustan, no porque piense que hacen milagros, cuando era más joven (entre 20 y 30) me daba muchos menos, para empezar porque necesitaba muy poco, ni siquiera llevaba base de maquillaje, solo ojos pintados... pero también porque teníamos menos cosas que ahora... aún no había Internet, ni blogs, ja ja ja... pero pasa el tiempo y te das cuenta de que las cosas no cambian tanto y que te sigue gustando prácticamente lo mismo. Yo que estoy en una edad de pensar en algún retoque... pues no me apetece, no quiero que me pongan botox y que mi sonrisa cambie, tampoco quiero que me hagan un relleno con esos labios que hacen “cara de tonta” ni que me pongan dos manzanas en los pómulos... porque sinceramente veo a muchas muy feas y lo que es peor no parecen más jóvenes, te cambian la expresión y hasta las facciones de la cara y sinceramente... siempre me gustó la mía... y no hay nada mejor que nos queramos a nosotras mismas.

    Y con esto Lola no me enrollo más!!!!!! ja ja ja


    Besos

    http://ginger-maquillajealos50.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  21. Me encanta tu reflexión y, en el fondo, como todas, creo que tienes mucha razón. Pero me parece injusto atacar a Nicole con esta foto, (¿quién no ha salido HORRIBLEMENTE HORRIBLE en alguna foto?). Las técnicas son cada día mejores y conozco a mujeres que lucen ESPECTACULARES a sus 50 con retoques. Obviamente, también conozco a mujeres espectaculares sin retoques, pero solo quiero insistir en que un "retoque" no tiene por qué ser perjudicial.

    Tengo 23 años (lo sé, diréis, que joven, no sabe nada...) y podré cambiar de opinión. Pero a día de hoy, a mí la cirujía me ha ayudado muchísimo y pienso que, si te lo puedes permitir, si hay algo que realmente te acompleja, ¿por qué no? (sin llegar a los excesos...)

    Yo me he hecho dos retoques (no diré cuales), no es algo de lo que me sienta orgullosa, pero no me arrepiento en absoluto. Me avergueza que la gente pueda saber esto, pero, no me atormenta y, seguramente, ni lo notarán. Ahora soy una persona más social y disfruto más de la vida.

    Cuando tienes complejos que te limitan, la madurez ayuda, la psicología también,... pero no hay que desprestigiar a los avances en estética. Si la que prueba, repite, por algo será...

    Ufff, espero que no me critiquéis demasiado este punto de vista, solo quería compartir también mi experiencia.

    ResponderEliminar

Tu opinión es vital para la construcción de este blog, ¡gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...