Probando L'Essentiel de Guerlain, la base que promete fortalecer la piel




Cada vez le pedimos más a nuestras bases de maquillaje: que tenga una fórmula impecable, que hidrate, que cubra (pero que se vea natural), que ilumine, que dure... afortunadamente hay marcas que nos escuchan y lanzan un producto que cumple nuestros deseos. Os hablo de L'Essentiel, el nuevo fondo de maquillaje de Guerlain, un producto que supone un avance enorme en el mundo de las bases porque la promesa de una piel perfecta pasa a ser una realidad.


Su característica más importante es la fórmula: está elaborada con un 97% de ingredientes naturales e incluye algunos como el alga marina roja y la goma de Tara (que protegen la piel de la contaminación), extracto de cacao blanco que la hidrata y la portege de la dañina luz azul. Por si fuera poco, no contiene siliconas, así que es ideal para quienes tenemos la piel muy sensible.

Está disponible en 30 tonos divididos por subtonos cálidos, neutros y fríos, por lo que es prácticamente imposible no dar con tu tono exacto. Es importante tener en cuenta que se trata de una fórmula que no se oxida, así que debemos elegir nuestro tono porque este no se modifica con el paso de las horas.


Mi experiencia con L'Essentiel de Guerlain



Tenía muchas expectativas antes de probar esta base, principalmente porque se trata de una fórmula que promete ser muy respetuosa con la piel. No me equivocaba porque no es un fondo de maquillaje más.

Su textura es muy cremosa y su nivel de cobertura es medio. He probado a aplicarla con los dedos, con brocha (aunque no lo he hecho con la que diseñó la marca para acompañarla) y con la beautyblender y definitivamente me quedo con esta última. El acabado que consigo con ella es jugoso, mucho más natural que con las otras opciones y la piel luce perfecta. Aunque en un principio puede parecer ligeramente 'glow', lo cierto es que cuando se asienta en la piel se funde de maravilla.

Una de las características que más me gusta es que no lleva siliconas porque me suelen funcionar fenomenal en épocas de 'piel rebelde'. Justamente acabo de pasar el típico brote de dermatitis que aparece en mi rostro en cada cambio de estación, y (gracias ley de Murphy) tenía un par de reuniones, por lo que era inevitable maquillarme.

La ocasión ha servido para poner a prueba esta base y la ha superado con creces... de hecho diría que me ha ayudado a recuperarme más rápidamente porque hidrata bastante, así que si tenéis una piel tan especial como la mía, os la recomiendo encarecidamente porque funciona genial, incluso si está alterada.

Sin duda, es una de las bases que más me ha sorprendido en los últimos años, y aunque para el verano me quedo con mi adorado Terracotta Cushion por lo ligero que es, se ha convertido en una de mis favoritas para usar durante el resto del año.

¡Que tengáis un día estupendo y gracias por leerme!

¿TE HA GUSTADO ESTE POST? ¡COMPÁRTELO!

6 comentarios

Tu opinión es vital para la construcción de este blog, ¡gracias!