El mejor colorista de España nos da las claves del tinte perfecto





Es la primera vez en 7 años de vida de este blog, que he tenido la oportunidad de hablar con uno de los mejores coloristas de España. Se trata de Luis Miguel Vecina, quien lleva 42 años dedicándose exclusivamete a estudiar la ciencia del color y a aplicarla a sus clientas. Os confieso que escucharle es maravilloso por la pasión que demuestra hacia su trabajo, pero verle trabajar es un verdadero honor... más cuando lo está haciendo en tu propio pelo.


Antes de empezar a charlar, le confieso que mi conocimiento en el tema es bastante limitado porque me he teñido una vez en mi vida y otra me he hecho mechas, con lo cual no he experimentado con tonos, con técnicas ni con profesionales. Al respecto me aclara que existe una diferencia abismal entre colorista y aplicador de color: "es básico fijarte en el diagnóstico que te hace, que se fije en cómo te peinas, que te escuche y que se pueda poner en tus zapatos. Es básico que te pregunte qué es lo que más te gusta de tu color actual y qué te gustaría cambiar".


¿Qué técnica elegir?


Ante la avalancha de información y técnicas de coloración, puede ser difícil elegir qué es exactamente lo que queremos y lo que nos puede quedar bien.  Al respecto, Luis Migel explica que es tendencia el querer asociar un tipo de color con un tono específico.

  • Ombré, por ejemplo, es una técnica en la que se genera una raíz más oscura (en caso de ser natural no se toca), y en medios y puntas se genera un tono diferenciador.
  • Bronde es lo mismo pero con matices más cálidos que tienden al dorado y al caramelo.
  • Balayage es cualquier técnica que se realiza al aire libre o a mano alzada para seleccionar poco a poco la zona a colorear. Viene de la palabra francesa balayer, que significa 'barrer', porque fue el país en donde nació dicha técnica. Se creó porque con técnicas ocultas (por ejemplo, con papel de plata), no hay mucho control de la coloración y de esta forma es más fácil crear degradés. El grosor de la mecha y la altura es distinta, es decir, cerca a las raíces el tono es más oscuro que en la punta y con esta técnica se consigue un resultado más natural.

¿Qué cuidados debe recibir una melena teñida?

Lo más importante es utilizar un champú sin sulfatos porque son los más respetuosos con el color. Además es vital equilibrar el Ph del pelo, ya que cuando se tiñe este se hace más alcalino y la escama se abre; la mejor manera de hacerlo es mediante mascarillas especiales post-color que tienen un Ph ácido. Su favorita, dice, es la Chromatique de Kérastase.




Después de nuestra interesante charla se reveló el milagro... un precioso balayage en tonos cálidos que me rejuveneció 10 años de un plumazo. El remate fue un corte un poco radical realizado por Sandra, mucho más corto de lo que lo suelo llevar y con unas capas bajas que dan mucho movimiento. Pocas veces he salido tan contenta de una peluquería como de Coolday y os lo voy a decir directamente: tenéis que probar la experiencia y la magia que hacen con sus manos.

¿Habéis probado alguna de estas técnicas de coloración?. ¿Conocíais Coolday?

¡Que tengáis una semana estupenda y gracias por leerme!

¿TE HA GUSTADO ESTE POST? ¡COMPÁRTELO!

7 comentarios

  1. Es que el color hace mucho. Yo antes le temía, pero últimamente me voy atreviendo con más cositas.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. aisns y lo que alegra!

    Feliz martes
    www.masqueropa.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. ¡¡¡¡Nunca me he tintado el pelo!!!!! y de momento no creo que lo haga, ¡¡¡ser pelirroja natural es muy chulo!!!!


    Besos

    ResponderEliminar
  4. GRACIAS , Liliana. Por tu trabajo, por tus comentarios y por los adjetivos que me has regalado.
    El post está genial, preciso y claro.
    Nos vemos
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Genial tomo nota ya que para mí el uso de tintes es fundamental, por las tremendas canas que tengo.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por los consejos, yo también soy adicta al tinte. ♥

    ResponderEliminar

Tu opinión es vital para la construcción de este blog, ¡gracias!