30 octubre, 2016

5 cosas que deberías saber sobre el aumento de pecho




¿Qué harías si te regalaran una cirugía de aumento (o reducción) de pecho?... ¿te la harías?. Así empezó una conversación entre amigas el otro día, antesala a que una de ellas contara que está pensando seriamente en someterse a una en breve para lucir sus nuevos encantos el próximo verano. La verdad es que nunca me lo había planteado, y aunque estoy de acuerdo en utilizar la cirugía estética en pro de nuestro bienestar físico y psicológico, es una decisión que hay que tomar después de haberlo meditado muy bien y contemplando al menos estos cinco aspectos.


Es un procedimiento que conlleva riesgos

Estamos hablando de una cirugía que necesita anestesia general, así que como cualquier otra, puede tener complicaciones, aunque no sea lo común. La mejor forma de disminuirlos es eligiendo un profesional con experiencia comprobada y que sea miembro de la SECPRE (Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética), organismo que reúne a los médicos que reunen las condiciones de preparación y ética.

Después de investigar he descubierto Multiestetica, una web realizada por expertos en el tema que te ayudan a resolver las preguntas que tengas y a localizar profesionales en tu ciudad. Allí puedes ver sus currículums y los tratamientos en los que son especialistas, así que es un excelente punto de partida para quienes estéis pensando en la posibilidad de haceros este u otro tipo de procedimientos quirúrgicos y estéticos.


Necesitas gozar de buena salud

Teniendo en cuenta lo anterior, lo ideal es prepararnos para el procedimiento realizando una analítica completa y de cierta forma poniéndonos a punto, de tal forma que nuestro cuerpo esté listo para llevar el proceso de recuperación de la mejor forma posible. Tener un peso adecuado, disminuir el consumo de tabaco (obviamente lo ideal sería no fumar), alimentarse de forma equilibrada y en caso de tomar algún tipo de medicamento, consultar con el médico si no interfiere con el procedimiento.


Puedes hacerte pruebas de volumen previamente




Cuando pensamos en un aumento de pecho generalmente pensamos en que queremos el mismo tamaño que otra persona (de una famosa, por ejemplo). Sin embargo la estructura de nuestro cuerpo y nuestras medidas no son las mismas, por lo que es recomendable realizar una prueba de volumen previamente.

Generalmente esta prueba consta de dos partes: una mediante una simulación informática que, con el torso desnudo, nos muestra cuál sería el resultado de cada tamaño de implante. Una segunda parte se realiza con ropa, poniéndonos en el sujetador el implante correspondiente para ver el resultado de una forma más real.


Es una cirugía y necesita un post-operatorio adecuado

Como ocurre con cualquier cirugía, gran parte de su éxito depende del post-operatorio que tengamos. Aunque se trata de un procedimiento ambulatorio, se recomienda tomar al menos un par de días de descanso (muy especialmente las primeras 24 horas), utilizar un sujetador quirúrgico, evitar comidas muy grasas y la práctica de cualquier deporte que pueda poner en riesgo la cirugía.

También es vital asistir a los controles posteriores que recomiende el médico, ya que el seguimiento es importante para verificar que el proceso de cicatrización es el correcto.


Elegir la prótesis adecuada es fundamental para evitar futuros problemas

Este es un tema en el que te debe asesorar el profesional que realizará la cirugía, ya que no todas las prótesis mamarias son iguales (las hay de distintas formas, materiales y superficies). Obviamente lo más recomendable es no escatimar a la hora de elegir, ya que dependiendo de la calidad de la misma obtendremos mejores resultados, mucha más duración y disminuiremos el riesgo de rotura.

Es importante tener en cuenta que cuanto más informadas estemos, menos sorpresas nos llevaremos tras practicarnos un aumento de pecho o cualquier otro tipo de cirugía. Leer foros especializados en donde la gente que ha pasado por esta experiencia también es muy enriquecedor, ya que podemos tener otros puntos de vista y contemplar posibilidades que de repente no hemos tenido en cuenta.

¿Habéis pensado alguna vez en haceros una cirugía estética?. Si os regalaran una, ¿cuál elegiríais?.

¡Que tengáis una semana estupenda y gracias por leerme!

¿TE HA GUSTADO ESTE POST? ¡COMPÁRTELO!

6 comentarios:

  1. Me opere en marzo y me volvi a operar en septiembre. En mi caso se me movieron. No pase dolor solo levantarme de la cama. Pero la verdad que me alegro un monton.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que haya salido todo bien, ¡muchas gracias por compartir tu experiencia!.

      Eliminar
  2. Por ahora no contemplo este tipo de tratamientos. La verdad es que creo que me sentiría rarísima con más pecho. Tengo el pecho pequeño - y ahora que estoy delgada, más - pero es así como soy y verme con más...creo que me costaría hacerme a ese cambio en mi cuerpo.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  3. Un post muy muy interesante! A mí es una idea que me ronda desde hace mucho. En mi caso desarrollé muy rápido y en mi familia somos bastante "pechugonas" con lo cual no tengo pecho, tengo dos berenjenas enormes y pochas, muy caídas. No me gustan mis pecho, nunca me han gustado. Aunque a decir verdad y debido a mi próxima maternidad en algunos meses, lo dejaré para un poco más adelante. Espero poder hacer una reconstrucción algún día y por puesto disminuir el tamaño ☺

    ResponderEliminar
  4. A día de hoy estoy contenta con el (poco) pecho que tengo, no me planteo someterme a una cirugía de este tipo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. yo tengo ya 11 años operada de aumento mamario, de las mejores decisiones que he tomado en la vida!!!, de hecho ya debo considerar el cambio de los implantes, que por recomendación del medico es adecuado cambiarlas cada 10 años, aunque no se vencen pero es recomendable..

    ResponderEliminar

Tu opinión es vital para la construcción de este blog, ¡gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...