16 mayo, 2014

Mi experiencia con el Hot Yoga: consigue el cuerpo y la mente que quieres




Recuerdo que el año pasado vi un documental sobre el Hot Yoga en el que veía a un montón de personas sudando como si estuviesen a 100º en una habitación y haciendo posturas imposibles. Se me quedó grabado en la mente el ver a gente mayor con una flexibilidad que no he tenido yo ni con 10 años... ¡y con cara de disfrutarlo un montón!. Pues bien, este ha sido el año en el que por fin me he decidido a practicarlo y hoy os cuento mi experiencia después de más de 3 meses de clases.


Empecemos por el principio, ¿qué es el Hot Yoga?

Es una disciplina que combina una serie de posturas de yoga tradicionales, pero realizados en un salón con aproximadamente unos 35º-40º de temperatura y una humedad del 35%. Este ambiente hace que los músculos puedan estirarse más que en condiciones normales. Los pilares en el que se basa es la flexibilidad, el equilibrio, la resistencia y la concentración.


¿Cuáles son sus beneficios?

  • Aumenta la circulación (y por lo tanto disminuye el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares).
  • Aumenta la eliminación de toxinas a través del sudor
  • Aumenta la reducción de grasa corporal (en cada clase de una hora se pueden quemar de media unas 500 calorías).
  • Corriges la postura
  • En teoría contribuye a disminuir los dolores propios de la artritis.
  • Aumenta el metabolismo.
  • Equilibrio y claridad a nivel mental

¿Cuál es la diferencia entre Hot y Bikram Yoga?

En el Bikram Yoga está patentado por el profesor Bikram Choudhury, y aunque en esta disciplina y el Hot Yoga se realiza la misma serie de 26 posturas, el primero se realiza a una temperatura de alrededor de 42º, con un nivel de humedad del 40% y tiene una duración de 90 minutos, el segundo se realiza con una temperatura de 40º, 30% de humedad y una duración de 60 minutos.






¿Cuáles son sus contraindicaciones?

Una de las pocas contraindicaciones que existen es el embarazo, aunque hay que tener en cuenta que todo extremo es malo, más tratándose de una disciplina que se realiza bajo estas condiciones. Lo mejor es ir poco a poco, siempre en un centro autorizado y con profesionales que la dominen a la perfección.

Mi experiencia

Lo primero que debo decir es que practicar una actividad como esta supone un desafío en cada clase. No tiene nada que ver con correr y alcanzar cierta cantidad de kilómetros, o levantar cierta cantidad de peso en un gimnasio. Se trata de salir de tu zona de confort , concentrarte y esforzarte un poco más cada vez. Es algo que te das cuenta pronto y que en realidad deberíamos poner en práctica en cada pequeña o gran actividad que llevamos a cabo.

Aunque el calor parezca agobiante debo decir que el cuerpo se acostumbra rápidamente y hace que tus músculos te sorprendan estirándose cada vez más. A medida que pasa el tiempo ves como tu flexibilidad y tu equilibrio aumentan, aunque claro, eso depende también del nivel de exigencia que te impongas.



A la pregunta de si las clases son duras, debo decir que si y sobre todo al principio por el estado de "oxidación" que tiene una persona que no ejercita absolutamente todos sus músculos como era mi caso (las agujetas de las primeras semanas así me lo demostraron). Nunca me he mareado, ni me ha dolido la cabeza ni he tenido ningún tipo de molestia en todo este tiempo. A mi clase van personas mayores, gente que busca perder peso y hasta con lesiones y creedme, todos, absolutamente todos terminan haciéndolo genial.

En mi caso me siento orgullosa de verme haciendo posturas que en mi vida me imaginé. Cuando me veo en el espejo así siento que estoy haciendo algo bueno por mi. Mi espalda está mejor que nunca (sufro de escoliosis), y la sensación de bienestar y de equilibrio de la que me habían hablado todos los frikies de todas estas cosas es real. No lo habría imaginado pero si, en el salón con 40º dejas mucho más que sudor, y cuando tomas una buena ducha al terminar la sesión te sientes como nuevo... como nunca.

En definitiva, lo recomiendo si:
  • Quieres tonificar el cuerpo
  • Estás buscando perder peso
  • Sufres de dolencias en la espalda (aunque antes de lanzarte debes consultar con un fisioterapeuta)
  • Tienes altos niveles de estrés, ansiedad y/o nerviosismo
  • Quieres cambiar a un estilo de vida más sano y no sabes por dónde empezar.

¿Conocíais esta disciplina?. ¿Lo practicaríais?

¡Que tengáis un fin de semana estupendo y gracias por leerme!


¿TE HA GUSTADO ESTE POST? ¡
COMPÁRTELO!

23 comentarios:

  1. Pues no conocía este tipo de yoga y me ha encantado hacerlo, entiendo esa sensación de superación y bienestar que debe proporcionar cuando una va consiguiendo cada vez mejores posturas.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. A mi este tipo de Yoga me echa para atrás porque tiendo a tener la tensión baja y porque soy muy torpe también aunque si encuentro un sitio por aqui que lo hagan igual me apunto a una clase para experimentar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. No he hecho ningún tipo de yoga en mí vida, pero estas nuevas versiones están enganchando a mucha gente, no me importaría probarlo...
    besos

    ResponderEliminar
  4. Menudo cambio le has dado al blog!! jejej Me gusta!
    Respecto a lo del yoga me llama mucho la atención igual que el pilates pero nunca me decido. Yo soy más de coger pesas jajajja
    Lo bueno es que de una manera u otra hacer deporte y mantener vida sana ;)

    ResponderEliminar
  5. ¿Quieres Hot Yoga, o hot lo que sea? Vente a Alicante a partir de junio, que los 35º con un 70% de humedad (el día que menos, porque tenemos muchos de 80 y 90%) lo tienes donde estés, no te hace falta una sala especial.
    Y a mi gradable no me resulta, al contrario, es un engorro, asfixiante, empachoso, notas cómo te pesa el cuerpo, ..un asquete.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, si, cuando voy allí salgo a correr en la mañana y eso sí que es pasar calor, la sensación no tiene nada que ver.
      Un beso!

      Eliminar
  6. Me encanta el cambio del blog!

    Hace tiempo que vengo leyendo sobre este tipo de Yoga y que la gente que lo practica está realmente contenta con los resultados, no obstante con mi tensión baja, que ya en condiciones normales me juega malas pasadas, no puedo ni imaginarme en una sala a 40º....creo que me animaré con el Yoga tradicional que como comentas creo que biene mb para la escoliosis ;)

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece una opción estupenda, aunque no olvides que primero debes consultar con el especialista.
      Un beso!

      Eliminar
  7. A mi lo del calor haciendo ejercicio me suena a suicidio lento.. claro que en Sevilla llevamos un mes a más de 35 grados (ojo, en mayo) y es la sensación habitual... como para no estar cansada :-s

    ResponderEliminar
  8. Me gusta muchísimo ,es mas completo que el tradicional!

    ResponderEliminar
  9. No me atrae absolutamente nada, no soporto el calor y solo de pensarlo ya me pongo mala. Yo estoy ahora en busca de un entrenador personal y hacer más ejercicio y bien organizado pero no algo que me lleve la vida, jajaja. Me das envidia no creas... y admiro tu fuerza de voluntad pero no lo veo para mí. Gracias como siempre, bsños.

    ResponderEliminar
  10. Muy buen artículo, me gustó muchisimo :D gracias por compartir!

    ResponderEliminar
  11. Yo no la conocía y tampoco la practicaría, esto no está hecho para mí!!!!!


    Besos

    ResponderEliminar
  12. Con mi tension baja no creo que pueda...me desmayo en las saunas, ja ja

    ResponderEliminar
  13. No lo conocía, yo hasta hace un par de meses he estado haciendo una mezcla de yoga y pilates. Luego con el avance del embarazo tuve que dejarlo porque no me encontraba cómoda

    ResponderEliminar
  14. Recuerdo una de las primeras clases de pilates que hice como un martirio jajajajaja pero es cierto que con el tiempo le coges el truco a todo. En mi gimnasio no hay Hot Yoga pero a ver si puedo probar alguna clase en algún sitio y te cuento, que tengo curiosidad. Un besazo!

    ResponderEliminar
  15. No conocía este tipo de yoga, me ha parecido muy interesante ^^
    besos!

    ResponderEliminar
  16. No conocía este tipo de yoga y tampoco he practicado el tradicional. Aunque es algo que siempre he tenido en mente, mis horarios de trabajo no se adaptan más que ha un gimnasio a las 9 y espabilarme por mi cuenta.

    ResponderEliminar
  17. Me encantaría probarlo, pero creo que no podría...tengo la tensión súper baja y tanto calor no creo que me fuese bien, pero me encantaría practicar tan solo yoga que también es muy bueno para la ansiedad:)

    ResponderEliminar
  18. No se adelgaza más con este yoga que con otros, como mucho te deshidratas por el calor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es vital hidratarse antes y después de practicarlo.
      Hay muchos estudios sobre el tema que tocas y es fácil encontrar muchos que dicen que si y otros que no, así que, en consonancia con el post, solo te puedo hablar desde mi experiencia: puede que la cantidad de calorías que quemas sea igual, pero el esfuerzo que haces practicando este tipo de yoga es mayor... debido a eso siento que la tonificación muscular que obtienes es proporcional.
      Un saludo!

      Eliminar
  19. me has convencido. jaja quiero ir
    @AndreeaCarro www.MiPerchaPesa.blogspot.com

    ResponderEliminar
  20. Había oido hablar de este tipo de yoga pero no habia profundizado en ello. Tambien he oido hablar del Binyasa yoga, o algo asi. Tengo que informarme mejor. Un beso!

    ResponderEliminar

Tu opinión es vital para la construcción de este blog, ¡gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...