15 noviembre, 2013

Beneficios de la Espelta, el cereal 'de moda'





Desde hace más un año hago el pan en casa y no por capricho, sino porque simplemente me cansé de tirar a la basura barras que en apenas horas pasaban a ser prácticamente piedras. Esto me ha abierto un universo que no conocía: harinas, tipos de amasado, los beneficios de consumir pan que fermenta bien y no con aceleradores que no le vienen bien al organismo... esas y otras tantas cosas que me han hecho casi no volver a pisar una panadería. Hoy os quiero hablar de un descubrimiento que os puede venir bien a muchos y es la Espelta, un tipo de harina que hasta hace poco era desconocida pero que cada vez se está utilizando más por las ventajas que tiene para la salud.


Este es considerado como el antecesor de la harina de trigo, aunque nunca ha sido tan consumida porque su grano tiene una corteza dura que lo recubre, así que su textura es más "rústica". Como toda desventaja, tiene algo bueno detrás, y es que contiene mucha más fibra y además la hace bastante resistente a las plagas, así que es muy fácil encontrar harina de Espelta ecológica.

Otra de las ventajas que tiene esta harina y que para mi es una de las más llamativas es que es mucho más digerible que la harina de trigo; de hecho últimamente muchas personas que comienzan a consumirla notan cambios bastante grandes en su metabolismo y terminan pasándose por completo a ella.





Contiene bastante más vitamina B que el trigo y además tiene potasio, calcio, fósforo, hierro, zinc, magnesio, ácido oléico y ácido linoleico (que previenen enfermedades cardiovasculares). Es importante tener en cuenta que contiene gluten aunque en menor medida que el trigo.



¿Cómo se puede consumir?


Además de germinados en ensalada, lo más común es hacerlo a través de panes y galletas, aunque no es totalmente necesario hacerlos en casa, ya que en los herbolarios ya existe una oferta muy completa de productos hechos sólo con esta harina.


Este fue el primer pan de Espelta que hice y cuyo resultado subí a Instagram (por supuesto)


En caso de que os arriesguéis a hacerlo en casa, debo deciros que aunque suene insignificante, es muy satisfactorio comer el pan hecho por ti mismo. Sólo debéis tener en cuenta que el sabor y la textura es distinto al pan de trigo, así que os encontraréis con un resultado que se nota más artesano por el tipo de harina (crece menos), y con un gusto un poco más acentuado. La receta que siempre utilizo en casa es ésta del blog "Dime que me quieres".

Personalmente debo deciros que aunque no soy de las que he dejado el pan de trigo tradicional, si que puedo afirmar que todo lo que se dice de la Espelta se nota bastante cuando la consumes. Esta, junto con las semillas de lino (que las consumo ya hace casi 5 años y me han cambiado la vida), son ese tipo de alimentos que todos deberíamos incluir en nuestra dieta para mejorar el estado de nuestro cuerpo porque se nota muchísimo los resultados cuando lo hacemos, os lo aseguro.

¿Conocíais la Espelta?. ¿Habéis intentado alguna vez hacer un pan en casa?

¡Que tengáis un fin de semana estupendo y gracias por leerme!

¿TE HA GUSTADO ESTE POST? ¡COMPÁRTELO!

19 comentarios:

  1. Hola, que casualidad, porque he abierto el blog y leo tu entrada y le estaba dando un bocadito a una tostada de pan integral de espelta. Consumo esta harina ya que aparte de los beneficios que comentas tiene un índice glucémico medio, así me frena el ansia que me da comer pan blanco. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Me he sentido totalmente identificada con el post. Yo he dejado de comer trigo tradicional ya que no era bueno para mi organismo y me he pasado a la Espelta,Kamut, Sarraceno.... Aportan menor índice glucémico y me sienta muchisimo mejor, he cambiado totalmente mi forma de comer haciéndolo de una forma más sana y mi salud ha mejorado considerablemente. Gracias como siempre. Bsños.

    ResponderEliminar
  3. ... Lola es una asignatura pendiente, la de hacer el pan en casa, son tantas las cosas que me gustaría hacer y que nunca encuentro hueco, pero me propondré algún fin de semana empezar a buscar recetas, info y material. Y de la espelta, alguna vez si que cae en biscottes de estos que ya se venden tostados en el super .. seguiremos indagando ... Buen finde :-)

    ResponderEliminar
  4. Yo del trigo huyo desde hace más de 2 años, primero fue por necesidad, y ahora por gusto, así que la espelta ya es una vieja conocida mía.
    Aún no me he animado a hacerme el pan yo, pero me cojo la recetilla.
    Gracias!

    ResponderEliminar
  5. Hola Lola! No he probado la harina de espelta, pero si la de avena (desayuno tortitas por la mañana) y, desde que la he incluido en mi alimentación, he notado bastantes cambios: menos sensación de hambre, nada de ansiedad por la comida y pérdida de peso. Todo beneficios. Me apunto la receta del pan de espelta. Un beso y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  6. Hola!!,
    A ver si soy capaz de hacerlo,no conocía este cereal!!
    Feliz dia!!!

    ResponderEliminar
  7. Hola chicas, ahora por internet hay un montón de recetitas fáciles para hacer con la espelta, pero por si acaso no encontrarais, si me permitís, os dejo mi web www.herbolariomarga.com y en la zona de recetas tengo masas y dulces con espelta. Cuando empecéis a tomarla, ya verás te bien te vais a encontrar, además de que tendréis mucha más energía porque no os encontraréis tan agotada, ya que el hígado no tiene que metabolizar una harina tan pesada. Un saludo guapas y gracias!

    ResponderEliminar
  8. la conozco porque los cereales que le doy a mi hija lo llevan pero hasta ese momento no sabia en que consistia. besos

    ResponderEliminar
  9. Lo había visto alguna vez pero no conocía sus propiedades, me lo apunto. Besos :)

    ResponderEliminar
  10. Vale, he probao el pan de espelta y el sabor me gusta (a tener en cuenta que me gustan todos los sabores de "herbolario" cómo yo les llamo jajajaja). Sabia de las propiedades de la espelta y me voy a buscar la receta porque ya me estoy planteando el tema de hacerlo en casa también.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Tienes razón en cuanto a lo de esas barras que se ponen duras en horas y es que a cualquier cosa le llaman pan. Yo suelo mezclar la espelta con el centeno para hacer un pan con semillas. Como bien dices, no tiene nada que ver con el comprado. Besos.

    ResponderEliminar
  12. A este paso voy a tener que hacerme con una panificadora!

    ResponderEliminar
  13. Yo sufro a diario lo de que el pan se ponga duro...de hecho como lo compro por la noche ya me lo dan así :( Voy a buscar pan de espelta a ver si el sabor no me desagrada...Muy buena entrada!!

    ResponderEliminar
  14. Pues había oído hablar de la espelta, pero ni sabía qué era! Siempre tienes post interesantísimos sobre nutrición Lola :) ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  15. En casa es mi marido el que hace el pan, le sale bastante bueno, le echa harina de trigo normal más integral más avena, le comentaré lo de la espelta también a ver si se anima. Besos guapa!

    ResponderEliminar
  16. No la conocía, yo ahora compro el pan en una tiendita nueva que han abierto cerca de casa y la verdad es que es bueno

    ResponderEliminar
  17. Yo también hago pan de espelta integral en casa y, como dices, todos notamos la diferencia, sienta fenomenal!!!
    Besos y feliz día guapa!!!

    ResponderEliminar
  18. pues no la conocía así que gracias por hablarnos de ella y de sus propiedades, me parece muy interesante

    ResponderEliminar

Tu opinión es vital para la construcción de este blog, ¡gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...