01 julio, 2016

Dime cuál es la forma de tu rostro y te diré qué tipo de contouring necesitas




Creo que el contouring (o contorneado), ha llegado para quedarse. Aunque no se trata de algo realmente nuevo (cualquier artista plástico te puede hablar sobre como crear volumenes a partir de luces y sombras), sí que se ha convertido en un paso que casi todas realizamos para afinar un poco las facciones. Sin embargo para sacarle partido a esta técnica hay que empezar por lo básico y es algo que no todas conocemos: el tipo de contorneado que necesitamos a partir de la forma de nuestro rostro.


Como una imagen vale más que mil palabras, comparto una imagen que encontré y que es clarísima. Para quienes no estéis familiarizadas con el tema, la parte marrón corresponde a los trazos que debemos hacer con un tono oscuro (ya sea en polvo o en crema y preferiblemente mate), y la parte beige a trazos con una base más clara o con iluminador.



  • Rostro cuadrado: necesita contornear más que iluminar, ya que de esta forma se logra afinar un poco las facciones. La técnica del '3' es infalible en este caso (empezar por la frente, bajar por las sienes, marcar la parte baja del pómulo, regresar y bajar por el contorno hasta la mandíbula).

  • Rostro redondo: la ténica es similar a la anterior, solo que en este casi sí se debe iluminar la mandíbula para que se vea un poco más voluminosa.

  • Rostro triangular apuntando hacia abajo: la idea es hacer que el rostro parezca más simétrico, así que se debe contornear la frente hasta la parte baja del pómulo e iluminar el tercio inferior del rostro.

  • Rostro triangular apuntando hacia arriba: Se aplica la técnica inversa del caso anterior (iluminar el tercio superior y contornear el inferior).

  • Rostro alargado: solo requiere marcar un poco la parte inferior del pómulo y de la barbilla para "acortar" un poco la cara. Al contorno inferior le viene bien un toque de iluminador para hacerlo un poco más simétrico... es mi caso y os garantizo que es el tipo de contorneado que mejor me sienta.

¿Habéis identificado cuál es el vuestro?. ¿Lo hacéis de esta forma?

¡Que tengáis un estupendo fin de semana y gracias por leerme!

¿TE HA GUSTADO ESTE POST? ¡COMPÁRTELO!

6 comentarios:

  1. Yo todavía no me he atrevido con esto, igual el día que me lance me engancho, no sé.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado mucho porque a menudo se ve en los blogs la recomendación estándar y a mi, que tengo el rostro alargado, me lo afila más. Por lógica, al final aprendí que dando trazos horizontales, compenso, pero insisto, tutoriales así, más personalizados: ¡chapó!
    BESOS!

    ResponderEliminar
  3. Muy completo si, la verdad es que este tema no lo acabo de controlar mucho, ahora está muy de moda y se le está dando mucha importancia, realmente mejora mucho las facciones.
    un beso!
    E.

    ResponderEliminar
  4. A mi me encanta hacerlo, no lo hago muy marcado pero me encanta el resultado. Bsts

    ResponderEliminar
  5. Aunque aún no le practicado, bueno propiamente me refiero, porque me maquillo poco, pero antaño cuándo lo hacía más a menudo si lo practicaba a mi manera claro ;) me parece un post la mar de interesante para aclararnos el tema.

    ResponderEliminar

Tu opinión es vital para la construcción de este blog, ¡gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...