01 abril, 2014

El ABCDE de los lunares. ¿Es peligroso tenerlos o quitarlos?





Una de las miles de cosas que he heredado de mi padre es un sinfín de lunares (digo sinfín porque realmente son tantos que ni siquiera sé cuantos tengo). Como somos muy conscientes de los riesgos y cuidados que se deben tener, acudimos anualmente al dermatólogo a una revisión y el año pasado todas las alarmas saltaron porque le recomendó que se los quitara, así que yo seguí sus pasos. Antes de contaros mi experiencia, he querido hacer un pequeño preámbulo sobre los mitos y verdades que suelen haber alrededor de ese tema, así que acudí a la doctora María Segurado*, dermatóloga del centro de Felicidad Carrera, quien muy amablemente respondió a mis preguntas. Si tenéis lunares del tamaño que sea, os invito a leer todo lo que nos contó porque puede que os resuelva algunas dudas.



1. ¿Tener lunares es peligroso?

Los lunares son lesiones benignas que se forman por acumulación de los melanocitos de la piel. Pueden aparecer ya desde el nacimiento pero lo más frecuente es que vayan aumentando en número con la edad, hasta los 40 o 50 años y sobre todo en las zonas que estén más expuestas a la radiación solar como la espalda, los brazos, el escote, la cara...
Sólo son "potencialmente peligrosos" los lunares que cambian. Como regla útil y fácil de memorizar se aplica la "regla del ABCDE": que se haga Asimétrico, Bordes irregulares o festoneados, Color irregular o diferente colores, Diámetro mayor de 6 mm, Evolución rápida de los cambios (semanas-meses).




2. ¿Durante cuánto tiempo les debo hacer seguimiento?

En general las personas con mas de 50 lunares en su cuerpo, que se quemen fácilmente (o se hayan quemado durante la infancia) con la exposición solar, que hayan usado frecuentemente lámparas y camas de bronceado artificial, que tengan antecedentes de algún cáncer o casos familiares de cáncer de piel, deben ser revisados por un especialista durante toda la vida. Se aconseja además la auto exploración de los lunares para detectar cualquier cambio (en el color, en la forma, que sangre o se ulcere, que pique...) y acudir a la consulta cada año aproximadamente.


3. ¿Qué debo tener en cuenta a la hora de revisar mis lunares?

Los lunares comunes son redondeados u ovalados, con forma simétrica y unos bordes regulares y bien definidos. Suelen ser de un color entre marrón-rosado (en las personas de piel clara) y marrón-castaño (en las personas de piel y cabello mas oscuro) y un tamaño mas bien pequeño ( como una lenteja). Al contrario de lo que pueda pensarse, rara vez un lunar común degenera a un melanoma.


4. ¿Quitarlos es bueno?


En general los especialistas recomendamos quitar sólo los lunares que cambian o que tengan unas características diferentes a las que hemos señalado de los lunares comunes. También puede indicarse su eliminación en los casos en que la lesión produzca molestias, por ejemplo si roza con la ropa, si molesta con el peinado, si se irrita o se inflama con facilidad
Debemos considerar que son muy pocos los lunares que se malignizan y que aunque en el caso de que quitásemos todos por prevención, no podríamos impedir la formación de nuevo de un melanoma.






5. ¿Mediante qué procedimientos puedo quitarme los lunares?

La técnica más común es la extirpación de toda la lesión en profundidad con un bisturí y puntos de sutura, con el objeto de hacer un análisis histologico de toda su extensión. No obstante, esta técnica deja una cicatriz más larga que el lunar original.
Para los lunares que sean estables y no presenten ningún riesgo se puede utilizar la técnica del "afeitado", que consiste en ir eliminado de forma tangencial a la piel, las capas más superficiales del lunar con la finalidad de dejar una cicatriz más estética, aunque en ocasiones el lunar no sea eliminado por completo. En estos casos conviene además tener en cuenta la localización ya que la cicatrización es mejor en zonas como la cara, brazos o piernas y mucho peor en espalda, hombros y escote.
En los lunares de bajo riesgo puede valorarse también la aplicación de láser, pero en estos casos no será posible obtener material de la lesión para su análisis.




6. ¿Hay alguna contraindicación o motivo para no hacerlo?

Sobre todo personas que tengan problemas de cicatrización o historia personal o familiar de formación de queloides (lesiones de la piel formadas por crecimientos exagerados del tejido cicatricial).



7. Después de quitarlos, ¿qué cuidados debo tener en la zona?

Es fundamental la limpieza diaria de la zona para eliminar costras y exudados. Se puede realizar con agua y jabón y aplicar después un desinfectante como la clorhexidina. Conviene llevar la herida tapada con apósito para protegerla del sol y hacer una cura húmeda por la noche usando un pegotito de vaselina estéril. La humedad de la piel por la noche contribuirá a regenerar más rápido la piel y con un mejor resultado estético.

En cuanto la herida cure (aproximadamente 7-10 días), la protección solar es fundamental para mejorar el aspecto de la cicatriz así como la aparición de futuros lunares. Esta fotoprotección incluye tanto medidas que limiten la exposición (no tomar el sol entre las 12 y las 16 horas, usar ropa y gorros, sombrillas...) como el uso de filtros solares de alto índice (FPS 30-50+).



8. ¿Pueden volver a salir?

Aunque no es muy frecuente, es posible que vuelvan a salir ya que en algunos casos, y sobre todo sí hemos utilizado el "afeitado" o el láser, pueden quedar restos de melanocitos en el interior de la piel que provoquen una recidiva del lunar sobre la cicatriz.
Como se ha comentado en la pregunta anterior, las personas que tienen tendencia a la formación de lunares tienen probabilidad de desarrollar lesiones nuevas. No obstante es muy importante tomar todas las medidas de protección solar que estén al alcance para minimizar riesgos.


Solo me queda contaros mi experiencia porque me acabo de quitar varios de la cara y ha sido un procedimiento que me ha dejado más que satisfecha (el cambio ha sido total). Si tenéis alguna pregunta al respecto os agradecería que la dejarais en comentarios para tenerla en cuenta en la próxima entrada, que publicaré en breve.

No quiero despedirme sin agradecer a Felicidad Carrera (de quien ya sabéis que adoro su tratamiento de hidratación con oxígeno), y a la doctora Segurado por su tiempo y su amabilidad al responderme estas preguntas.

¿Tenéis lunares en sitios en donde se exponen mucho?. ¿Habéis pensado alguna vez en quitarlos?


¡Buen día para tod@s y gracias por leerme!

* La Dra. Maria Segurado es Licenciada en medicina, especialista en dermatología por el Hospital 12 de Octubre y doctora en dermatología por la universidad Complutense de Madrid.

¿TE HA GUSTADO ESTE POST? ¡COMPÁRTELO!

22 comentarios:

  1. Yo tengo pecas y no lunares, en el caso que los tuviera solo me preocuparía si cambian de color, y hablando de eso hace unas semanas a una conocida por un lunar sospechoso en el dedo del pie, le quitaron el dedo y luego no era nada!!!! hay que jorobarse!!!!!


    Besos

    ResponderEliminar
  2. Yo la verdad que no tengo muchos lunares, pero mí marido como tu tiene cientos y se los revisa todos los años, en alguna ocasión le han quitado alguno ...y Carla va por el mismo camino, los ha heredado todos de su padre..
    besos guapa!

    ResponderEliminar
  3. Un post completísimo. Yo tengo bastantes pero en el cuerpo y los tengo "vigilados".
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  4. Esta genial explicado. Yo no tengo muchos la verdad pero siempre me reviso los que tengo y ya me han quitado alguna "mancha" que también es bueno revisarlas si tienen los mismos cambios que los lunares. La información de lujo, mejor imposible. Gracias como siempre, bsños.

    ResponderEliminar
  5. tendrías que ver la de lunares que tengo yo, una exageración, me los voy controlando y ahora tengo que volver por que tengo dos que me han cambiado de forma y color. Gracia spor la info esta genial redactada.
    Muakis

    ResponderEliminar
  6. Muy interesante este post.
    El problema es que, a veces, vas al médico porque tienes un lunar que te pica y te molesta, te roza con la ropa ys e lesiona cada dos pro tres y te dicen: "eso es estético, no podemos hacer nada", y has perdido la mañana para la revisión anual.

    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Gracias por este post tan maravilloso!!!
    Siempre ayudándonos !!!

    ResponderEliminar
  8. Desgraciadamente el jueves hace cuatro años que falleció mi padre por un melanoma. Yo suelo ir a revisiones porque también me operaron dos veces del mismo lunar. Con esto quiero concienciar del peligro de no revisar estas manchitas y de abusar del sol. Pero no te preocupes, que tu papá saldrá bien de esto. Un beso y mucha suerte guapa.

    ResponderEliminar
  9. Yo voy cada año voy al derma a hacerme la revisión, tengo bastantes lunares y los de la espalda yo no me los puedo ver bien, a ver con espejos y eso, pero no es lo mismo, así que me quedo más tranquila yendo a un profesional. De momento, todos están bien, y que dure.

    ResponderEliminar
  10. Yo tengo pocos y de los chiquititos pero una amiga tiene un montón y va a revisión anual cada año.
    Cuidate mucho las cicatrices para que no te quede señal ninguna, mi padre le extirparon uno y no se le nota nada.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Muy interesante Lola. Yo en la cara me quité uno hace años y desde luego las técnicas de ahora serán mejores, porque a mí me ha quedado marca.. Me alegro que te haya ido bien! Un besote :)

    ResponderEliminar
  12. Muy cierto lo que comentas. A mi me han tenido que quitar dos de la espalda porque tenían mala pinta y así era.Bsts!

    ResponderEliminar
  13. Lola, yo hace tiempo me quité un par de lunares del cuello porque de un mes a otro cambiaron por completo y el dermatologo, aunque no vio que fueran malos del todo, decidió estirparlos. Me lo hicieron en la Seguridad Social, una cirugía pequeña y lo único malo de todo aquello es que estuve bastante molesta con los puntos porque no podía girar la cabeza. Eso sí, te quitas preocupaciones a futuro. Un beso!

    ResponderEliminar
  14. Que interesante, yo tengo unos poquitos pero de momento no me los quitaría... la verdad es que tampoco me los he revisado nunca.
    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  15. No tengo lunares. pero es importante la prevención ante cualquier cambio que se observe en ellos

    ResponderEliminar
  16. Hola, a raiz de este articulo (muycompleta) os quería preguntar si alguina de vosotras me puede aconsejar un buen dermatologo en Madrid. Soy francesa y solia hacerme la revision ahi. Desde que llegue aqui no encontre el medico que me revisara todos los lunares. una ojeada al generaly listo! Les agradezco por su ayuda :)

    ResponderEliminar
  17. LUNARES

    “¡Ay, que bonitas manchitas, si no me amas me marchitas!”

    Son míos los lindos lunares,
    por cierto crepusculares,
    negros, color obsidiana,
    de una primorosa dama.

    Todos éllos son redondos,
    de sentimientos muy hondos,
    son pintitas, cual joyel,
    pintaditas con pincel.

    Como oscuro moscatel,
    que le adornan bien la piel,
    andan cerca de sus labios,
    me dan ganas de besarlos.

    Coquetos en la mejilla,
    situados en la barbilla,
    son reflejos de la luna,
    en mujer como ninguna.

    Aquel pegado a los ojos,
    es dueño de mis antojos,
    el de arriba de la ceja
    el corazón lo festeja.

    Son de un influjo benigno,
    signos de su rostro digno,
    el misterio los envuelve,
    ni la magia los disuelve.

    Sus embrujos son tan castos,
    ¡lindo enigma de esos astros!,
    yo, quisiera interpretar,
    fantasear, poder soñar.

    Profetizar, por su forma,
    la señal que los conforma,
    ver en éllos el futuro
    para hacerles un conjuro.

    Augurar feliz destino,
    que un hechizo sea su sino,
    adivinar buena suerte,
    ojala que mi alma acierte.

    Y, si es en vano el intento,
    no hay encono, me contento,
    lunares son . . . esas pecas
    que, si las tienes, no pecas.

    Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
    México, D. F., a 11 de enero del 2013.
    Reg. SEP Indautor No. 03-2012-030612580800-14.

    ResponderEliminar
  18. Hola!! Cómo (con qué método) te quitaron los lunares de la cara?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Aixa, disculpa porque no había visto tu comentario. Fue mediante la técnica del afeitado en el centro de Felicidad Carrera y no me quedó ninguna cicatriz. Un saludo!

      Eliminar
  19. hola yo tengo un lunar en la cara es como del tamaño de un goma de lapiz pero un poquito solo poco mas pequeña ES PLANO puede quitarse la verdad yo me lo quiero quitar pero no se mi mama me dijo que los lunares planos no se quitan es verdad eso ? agradesco su respuesta

    ResponderEliminar
  20. Hola yo tengo un lunar abultado q siempre me a molestado en él escote pero me da miedo quitármelo por la cicatrización de la zona, alguíen q me cuente su experiencia por favor

    ResponderEliminar

Tu opinión es vital para la construcción de este blog, ¡gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...